deudas con la seguridad social pgc

Bankia + BMN: por qué una fusión y por qué ahora

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia (Pablo Monge)

El FROB anunció ayer una decisión que ya venía siendo un secreto a voces en la comunidad financiera y que cobra ahora carácter oficial. El organismo que gestiona las participaciones públicas en la banca española a raíz del rescate solicitado en 2012 tiene intención de fusionar Bankia con BMN. la entidad liderada por la antigua Caja Murcia. La operación está en estudio y no se descartan otras alternativas pero la decisión del FROB marca claramente el futuro inmediato para ambas entidades, a la espera de que un nuevo gobierno asuma la tarea de materializar la operación y de negociar el visto bueno de Bruselas.

¿Por qué opta el FROB por la fusión entre Bankia y BMN?

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) toma la decisión con el objetivo de intentar recuperar el máximo posible de ayudas públicas ya que las condiciones de mercado impiden abordar la que sería la primera opción de recuperar esas ayudas: la venta de acciones en el mercado bursátil. Bankia cotiza a menos de la mitad del precio al que se colocaron sus acciones en 2014. Aquella venta se realizó a 1,5 euros por acción, un nivel que garantiza la recuperación de las ayudas públicas de acuerdo con la valoración que se hizo de Bankia en el momento de la inyección de capital. Pero el valor se paga ahora a 0,71 euros por título.

Respecto a BMN, el plan era salir a Bolsa y se habían hecho avances para que esto fuera una realidad a finales de este año. Sin embargo, la valoración que ahora haría el mercado de esta entidad queda muy lejos de los 1.600 millones de euros de ayudas públicas que recibió y habría que recuperar. N+1, ahora rebautizada como Alantra, valoró BMN en unos 1.000 millones de euros, un valor elevado si se compara con Liberbank, entidad cotizada también de reducido tamaño que tiene una capitalización bursátil de 662 millones de euros y cotiza con un descuento del 73% sobre valor en libros.

¿Cuántas ayudas públicas han recibido ambas entidades?

Bankia, donde el FROB posee el 65% del capital a través de BFA, se llevó la mayor parte del rescate solicitado a Bruselas: 22.400 millones de euros de los que por el momento apenas se han recuperado 1.600 millones. De esta cuantía, 1.300 millones corresponden a la única venta de acciones en mercado que se ha realizado tras la nacionalización, del 7,5% del capital en febrero de 2014, más otros 300 millones de euros en concepto del pago de dividendo. En BMN, las ayudas públicas ascienden a 1.600 millones de euros. Pero será difícil su recuperación total en una fusión con Bankia, que deberá hacerse con una ecuación de canje ajustada a precios de mercado que no dañe a los accionistas de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri.

¿Por qué se decide ahora el anuncio del proyecto de fusión?

El deseo del FROB es dejar encarrilada la solución para BMN y que el nuevo gobierno tome el testigo, después de que meses de parálisis política hayan limitado cualquier iniciativa. Con el proyecto de fusión, se da desde ya una alternativa al proyecto inicial para BMN de salir a Bolsa, desestimado, mientras avanza la cuenta atrás para la devolución de las ayudas. El plazo finaliza a finales de 2017 y así existe una hoja de ruta. Sin embargo, Bankia no tiene permiso para materializar una fusión hasta pasado junio de 2017 y tiene que esperar a 2018 para aumentar de tamaño de forma significativa, a menos que el nuevo gobierno lo negocie con Bruselas. La formación de un nuevo ejecutivo es por tanto una cuestión clave para el calendario de la operación. El FROB ya advertía en el comunicado que la fusión “exigiría la posterior adopción de la decisión final en una Comisión Rectora con representantes de los Ministerios de un Gobierno en plenas funciones”. El terreno empieza a preparase para que el nuevo gobierno asuma esa tarea cuanto antes.

Las fusiones como fórmula con la que buscar rentabilidad están además vistas con buenos ojos desde el BCE. Su presidente Mario Draghi señaló hace unos días que hay un exceso de bancos en la zona euro, lo que supone un obstáculo añadido a la hora de mejorar la rentabilidad en un entorno de tipos cero.

¿Qué ventajas tiene la fusión para ambas entidades?

La operación tiene sentido industrial, según reconoció Goirigolzarri el pasado mes de junio, aunque sea después de todo una decisión impuesta por el accionista común y por la necesidad de recuperar las ayudas. “Sin haber visto números, la fusión tiene sentido desde el punto de vista de negocio. Somos dos entidades complementarias en la red de distribución y negocio, con un sentido industrial bastante claro”, declaró. Para BMN. una entidad mucho más débil que Bankia, el anuncio de la operación despeja las dudas sobre su futuro y supone una salida ventajosa.

La fusión con BMN permitirá a Bankia, que por imposición de Bruselas tuvo que replegarse a sus zonas de origen con el rescate, tener presencia en el territorio de BMN: Baleares, Murcia y Granada. La nueva entidad sumaría un total de 2.500 oficinas y 17.350 empleados.

La clave estará en la ecuación de canje que se establezca y que debe ajustarse a las exigencias de mercado para que la integración de BMN, la entidad más débil, no suponga una carga para Bankia, con un 35% del capital cotizando en Bolsa.

¿Qué opina el mercado del proyecto de fusión?

La acción de Bankia reacciona esta mañana al alza y es el mejor banco del Ibex, con una subida del 1,8%. Los inversores solo conocen el proyecto de fusión, sin más detalles, pero las primeras valoraciones destacan la complementariedad en la red de oficinas como principal punto a favor. “La clave está en el precio de adquisición y en las sinergias de costes derivadas de la integración”. explica Bankinter. Esta entidad calcula que la fusión generaría sinergias de costes por más de 150 millones de euros al año y la rentabilidad de la operación para Bankia superaría el 10%, sin necesidad de ampliar capital. En sus estimaciones Bankinter parte de un rango de valoración para BMN de entre 600 y 700 millones de euros, lo que implica un múltiplo de 0,3 veces valor en libros, en línea con Popular y Liberbank.

Para Morgan Stanley, la fusión con BMN es para Bankia la vía con la que sacar partido a un excedente de capital que el mercado ahora no está premiando. Así, en un escenario en el que Bankia incorpore BMN a 0,75 veces valor en libros, el ratio de capital CET1 quedaría en el 12,2%, “un nivel que los inversores podrían ver como un uso razonable para su exceso de capital”, explica. Morgan Stanley añade que la fusión con BMN podría añadir beneficios a Bankia de 300 millones de euros con el horizonte de 2018 y 2019.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri deberá ofrece una prima de adquisición por la previsión de sinergias respecto al valor en libros que se establezca para BMN, de ahí que resulte un rango que algunas valoraciones cifran entre 0,5 y 0,7 veces valor en libros. Sin embargo, la demora en la fusión puede deteriorar esos ratios, a la vista del castigo que el mercado está imponiendo a los bancos por su baja rentabilidad, lo que iría en perjuicio del objetivo del FROB de apurar la recuperación de las ayudas públicas.

Junto a los aspectos positivo de la complementariedad geográfica y las sinergias de costes, aparece también es aspecto negativo del esfuerzo en provisiones que deberá realizar Bankia para situar la cartera de BMN a su mismo nivel de saneamiento. “El principal esfuerzo para Bankia estaría en las provisiones adicionales por BMN”, señala Nuria Álvarez, de Renta 4. Así, los niveles de cobertura de morosos de BMN, del 41,5% en junio, son muy inferiores al 60% de Bankia.

“El principal esfuerzo para Bankia estaría en las provisiones adicionales por BMN”. explica Nuria Álvarez, de Renta 4. Así, los niveles de cobertura de morosos de BMN, del 41,5% en junio, son muy inferiores al 60% de Bankia. En contrapartida, no habría solapamientos que obliguen a elevados gastos de reestructuración.

“La dificultad está en lograr una entidad que sea eficiente”, añaden fuentes de mercado, que añaden que la fusión entre ambas entidades no sería la opción más natural si no fuera porque ambas están controladas por el FROB y por las presiones políticas que ello supone. Aun así, y pese a la obligatoriedad de tal fusión, en el mercado hay confianza en que el equipo gestor de Bankia la desarrolle en los términos más adecuados para la entidad.

Bankia BMN: por qué una fusión y por qué ahora, Mercados, Cinco Días

Bankia + BMN: por qué una fusión y por qué ahora

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia (Pablo Monge)

El FROB anunció ayer una decisión que ya venía siendo un secreto a voces en la comunidad financiera y que cobra ahora carácter oficial. El organismo que gestiona las participaciones públicas en la banca española a raíz del rescate solicitado en 2012 tiene intención de fusionar Bankia con BMN. la entidad liderada por la antigua Caja Murcia. La operación está en estudio y no se descartan otras alternativas pero la decisión del FROB marca claramente el futuro inmediato para ambas entidades, a la espera de que un nuevo gobierno asuma la tarea de materializar la operación y de negociar el visto bueno de Bruselas.

¿Por qué opta el FROB por la fusión entre Bankia y BMN?

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) toma la decisión con el objetivo de intentar recuperar el máximo posible de ayudas públicas ya que las condiciones de mercado impiden abordar la que sería la primera opción de recuperar esas ayudas: la venta de acciones en el mercado bursátil. Bankia cotiza a menos de la mitad del precio al que se colocaron sus acciones en 2014. Aquella venta se realizó a 1,5 euros por acción, un nivel que garantiza la recuperación de las ayudas públicas de acuerdo con la valoración que se hizo de Bankia en el momento de la inyección de capital. Pero el valor se paga ahora a 0,71 euros por título.

Respecto a BMN, el plan era salir a Bolsa y se habían hecho avances para que esto fuera una realidad a finales de este año. Sin embargo, la valoración que ahora haría el mercado de esta entidad queda muy lejos de los 1.600 millones de euros de ayudas públicas que recibió y habría que recuperar. N+1, ahora rebautizada como Alantra, valoró BMN en unos 1.000 millones de euros, un valor elevado si se compara con Liberbank, entidad cotizada también de reducido tamaño que tiene una capitalización bursátil de 662 millones de euros y cotiza con un descuento del 73% sobre valor en libros.

¿Cuántas ayudas públicas han recibido ambas entidades?

deudas con la seguridad social pgc

Bankia, donde el FROB posee el 65% del capital a través de BFA, se llevó la mayor parte del rescate solicitado a Bruselas: 22.400 millones de euros de los que por el momento apenas se han recuperado 1.600 millones. De esta cuantía, 1.300 millones corresponden a la única venta de acciones en mercado que se ha realizado tras la nacionalización, del 7,5% del capital en febrero de 2014, más otros 300 millones de euros en concepto del pago de dividendo. En BMN, las ayudas públicas ascienden a 1.600 millones de euros. Pero será difícil su recuperación total en una fusión con Bankia, que deberá hacerse con una ecuación de canje ajustada a precios de mercado que no dañe a los accionistas de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri.

¿Por qué se decide ahora el anuncio del proyecto de fusión?

El deseo del FROB es dejar encarrilada la solución para BMN y que el nuevo gobierno tome el testigo, después de que meses de parálisis política hayan limitado cualquier iniciativa. Con el proyecto de fusión, se da desde ya una alternativa al proyecto inicial para BMN de salir a Bolsa, desestimado, mientras avanza la cuenta atrás para la devolución de las ayudas. El plazo finaliza a finales de 2017 y así existe una hoja de ruta. Sin embargo, Bankia no tiene permiso para materializar una fusión hasta pasado junio de 2017 y tiene que esperar a 2018 para aumentar de tamaño de forma significativa, a menos que el nuevo gobierno lo negocie con Bruselas. La formación de un nuevo ejecutivo es por tanto una cuestión clave para el calendario de la operación. El FROB ya advertía en el comunicado que la fusión “exigiría la posterior adopción de la decisión final en una Comisión Rectora con representantes de los Ministerios de un Gobierno en plenas funciones”. El terreno empieza a preparase para que el nuevo gobierno asuma esa tarea cuanto antes.

Las fusiones como fórmula con la que buscar rentabilidad están además vistas con buenos ojos desde el BCE. Su presidente Mario Draghi señaló hace unos días que hay un exceso de bancos en la zona euro, lo que supone un obstáculo añadido a la hora de mejorar la rentabilidad en un entorno de tipos cero.

¿Qué ventajas tiene la fusión para ambas entidades?

La operación tiene sentido industrial, según reconoció Goirigolzarri el pasado mes de junio, aunque sea después de todo una decisión impuesta por el accionista común y por la necesidad de recuperar las ayudas. “Sin haber visto números, la fusión tiene sentido desde el punto de vista de negocio. Somos dos entidades complementarias en la red de distribución y negocio, con un sentido industrial bastante claro”, declaró. Para BMN. una entidad mucho más débil que Bankia, el anuncio de la operación despeja las dudas sobre su futuro y supone una salida ventajosa.

La fusión con BMN permitirá a Bankia, que por imposición de Bruselas tuvo que replegarse a sus zonas de origen con el rescate, tener presencia en el territorio de BMN: Baleares, Murcia y Granada. La nueva entidad sumaría un total de 2.500 oficinas y 17.350 empleados.

La clave estará en la ecuación de canje que se establezca y que debe ajustarse a las exigencias de mercado para que la integración de BMN, la entidad más débil, no suponga una carga para Bankia, con un 35% del capital cotizando en Bolsa.

¿Qué opina el mercado del proyecto de fusión?

La acción de Bankia reacciona esta mañana al alza y es el mejor banco del Ibex, con una subida del 1,8%. Los inversores solo conocen el proyecto de fusión, sin más detalles, pero las primeras valoraciones destacan la complementariedad en la red de oficinas como principal punto a favor. “La clave está en el precio de adquisición y en las sinergias de costes derivadas de la integración”. explica Bankinter. Esta entidad calcula que la fusión generaría sinergias de costes por más de 150 millones de euros al año y la rentabilidad de la operación para Bankia superaría el 10%, sin necesidad de ampliar capital. En sus estimaciones Bankinter parte de un rango de valoración para BMN de entre 600 y 700 millones de euros, lo que implica un múltiplo de 0,3 veces valor en libros, en línea con Popular y Liberbank.

Para Morgan Stanley, la fusión con BMN es para Bankia la vía con la que sacar partido a un excedente de capital que el mercado ahora no está premiando. Así, en un escenario en el que Bankia incorpore BMN a 0,75 veces valor en libros, el ratio de capital CET1 quedaría en el 12,2%, “un nivel que los inversores podrían ver como un uso razonable para su exceso de capital”, explica. Morgan Stanley añade que la fusión con BMN podría añadir beneficios a Bankia de 300 millones de euros con el horizonte de 2018 y 2019.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri deberá ofrece una prima de adquisición por la previsión de sinergias respecto al valor en libros que se establezca para BMN, de ahí que resulte un rango que algunas valoraciones cifran entre 0,5 y 0,7 veces valor en libros. Sin embargo, la demora en la fusión puede deteriorar esos ratios, a la vista del castigo que el mercado está imponiendo a los bancos por su baja rentabilidad, lo que iría en perjuicio del objetivo del FROB de apurar la recuperación de las ayudas públicas.

Junto a los aspectos positivo de la complementariedad geográfica y las sinergias de costes, aparece también es aspecto negativo del esfuerzo en provisiones que deberá realizar Bankia para situar la cartera de BMN a su mismo nivel de saneamiento. “El principal esfuerzo para Bankia estaría en las provisiones adicionales por BMN”, señala Nuria Álvarez, de Renta 4. Así, los niveles de cobertura de morosos de BMN, del 41,5% en junio, son muy inferiores al 60% de Bankia.

“El principal esfuerzo para Bankia estaría en las provisiones adicionales por BMN”. explica Nuria Álvarez, de Renta 4. Así, los niveles de cobertura de morosos de BMN, del 41,5% en junio, son muy inferiores al 60% de Bankia. En contrapartida, no habría solapamientos que obliguen a elevados gastos de reestructuración.

“La dificultad está en lograr una entidad que sea eficiente”, añaden fuentes de mercado, que añaden que la fusión entre ambas entidades no sería la opción más natural si no fuera porque ambas están controladas por el FROB y por las presiones políticas que ello supone. Aun así, y pese a la obligatoriedad de tal fusión, en el mercado hay confianza en que el equipo gestor de Bankia la desarrolle en los términos más adecuados para la entidad.

Ver este video: ¿Qué puedes hacer con un Crédito de Libre Inversión?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *